Los dos puntos y su uso gramatical

Dentro de la gama de los signos de puntuación, los dos puntos representan una forma de indicar que el contenido o enunciado que le precede representa una consecuencia o conclusión de todo lo que le anteceden.

De igual manera, representan en el lenguaje una pausa donde desciende el tono con que se viene desarrollando el enunciado o la temática.

La pausa de la que se ha hablado, es mucho mayor a la que hacemos con la coma y mucho menor que la que se realiza al colocar un punto.

En el discurso escrito, los dos puntos son un indicativo de que se pretende llamar la atención con respecto al contenido que viene a continuación. Por lo que se puede asegurar su relación con el texto precedente.

Por otra parte, estos van pegados a la palabra que los antecede y con una separación de un espacio en relación a la palabra que le sigue.

Uso de los dos puntos

Los dos puntos se usan para marcar una pausa enfática. Es decir, para hacer énfasis en una expresión que introduce el texto. Entre las más utilizadas estas: en síntesis, en resumen, dicho de otro modo, dicho de otra manera, en otras palabras y otras.

Ejemplos:

  • Nunca me he negado a responderte. Dicho de otra manera: me encanta hablar contigo.
  • ¿Recuerdas que me atracaron? En otras palabras: me dejé robar.

Los dos puntos se pueden utilizar como sustituto de una de una coma, creando expectativas.

Ejemplos:

  • Esta oscuro: ya no podre salir.
  • Hoy no voy al colegio: tengo una fiesta.

También, se pueden usar entre oraciones muy relacionadas sin necesidad de usar otro nexo.

Ejemplos:

  • Me gustas mucho: estoy enamorada de ti.
  • Estudie mucho: obtuve la mejor calificación.

Se usan para hacer una introducción, una consecuencia, un resumen y una conclusión.

Ejemplos:

  • Para profundizar en el tema podemos decir: que el mismo es de importancia para la humanidad.
  • A continuación se concluye que: no todos manejamos las emociones de la misma manera.

Los dos puntos se usan delante de las citas textuales que pueden estar precedidas de un verbo.

Ejemplo:

  • El presidente declaró: “La economía va en descenso”.

Otros usos

Se utilizan los dos puntos para anticipar los elementos de una enumeración:

Ejemplos:

  • Leer, redactar y corregir: será tu trabajo.
  • Comer, ejercitarse y descansar: alargan la vida.

Del mismo modo, se utilizan cuando se saluda en el encabezamiento de las cartas o documentos comunicativos, sean oficiales o personales.

Ejemplos:

  • Estimada profesora Omaira:
  • Querida tía Isabel:

Se utilizan en los textos jurídicos y otros documentos o informes que decretan actos jurídicos, señalamientos contractuales y otros.

Ejemplo:

  • Ciudadana: Ana García.
  • Sírvase comparecer ante este tribunal a fin de: dar por terminada su relación laboral con este despacho.

Para separar las horas de los minutos en la expresión.

Ejemplo:

  • 14:15 horas

Se usan como signos de la división.

Ejemplo:

  • 56: 2 = 28


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo