Aprende las Palabras Variables e Invariables

Las palabras en la lengua española están clasificadas como palabras variables e invariables y su sentido va a depender de los puntos de vistas y normas. Entre las cuales se encuentran la morfología, la sintaxis y la semántica. Donde a su vez, su uso se determina según la función que cumple dentro de la aplicación de un análisis.

Palabras variables

Las palabras variables se caracterizan porque permiten cambiar la forma de la oración dependiendo de la función que esta desempeña en la misma. Es decir, permiten variar el género, el número, entre otros. Están compuestas por morfemas y lexemas.

Lexemas y morfemas

Los lexemas conocidos como la raíz en las palabras, son uno de los elementos más importantes, ya que no cambian y envuelven el significado de esta.

Por su parte, los morfemas tienen un único significado gramatical permitiendo cambiar o complementar el sentido del lexema.

¿Cómo se clasifican las palabras variables?

Las palabras variables están clasificadas en sustantivos, adjetivos, determinantes y verbos. Entre los cuales encontramos:

Los sustantivos

Utilizados para nombrar personas, lugares o cosas visibles e invisibles (Loro: lora, loros, loras. Viejo: vieja, viejos, viejas. Piso: pisos. Techo: techos).

  • La lora de mi abuela no quiere a mi hermano.
  • Dios gobierna en el universo.

Los adjetivos

Empleados para calificar (Bajo: baja, bajos, bajas. Blanco: blanca, blancos, blancas)

  • El novio de mi hermana en un hombre muy bajo.
  • La niña más hermosa del salón se coronó como reina.

Los determinantes

Utilizados para dar sentido a las oraciones (El: la, las, los. Un: uno, una, unos, unas)

  • Las flores están marchitas necesitan un poco de agua.
  • El niño está jugando con su carrito.

Los verbos

Expresan una acción (Bailar: bailo, bailas, bailan, bailamos, bailaréis. Gritar: grito, gritas, gritan, gritamos, gritaréis)

  • Puedo bailar con zapatos altos toda la noche.
  • Al atardecer salgo a trotar.

Palabras invariables

Las palabras invariables se caracterizan porque no cambian su forma dentro de la oración, ya que, no poseen género y número. Entre ellas destacan:

Las preposiciones

Utilizadas para enlazar o culminar oraciones (a, ante, por, contra, sobre, para, bajo, sin, cabe, de, tras, entre…)

  • La máquina de mi mamá no quiere funcionar.
  • Mi vecina fue al médico por unos exámenes.

Las conjunciones

Empleadas para unir palabras (y, e, pero, ni, mas, ya, que…)

  • Ana y María son hermanas gemelas
  • Estaba muy lejos pero tenía que ir por la medicina.

Los adverbios

Son las que complementan al verbo y al adjetivo señalando tiempo, modo y lugar de las acciones (bien, si, pronto, aquí, algunos admiten sufijos diminutivos: ahora-ahorita).

  • Pronto estaremos en casa y todo saldrá bien.
  • Esta mañana cayó un aguacero.

Las interjecciones

Son expresiones exclamativas (¡uf!, ¡ay!, ¡hola!, ¡oh!…)

  • ¡Uf! Este calor me tiene agobiada.
  • ¡Ay! Me dio un fuerte dolor en la columna.

Como hemos podido notar, las palabras variables e invariables son de gran importancia dentro de la construcción de las oraciones.

El ejemplo más notorio lo encontramos en las palabras variables. Ya que, haciendo uso de afijos aumentativos, diminutivos y sufijos podemos formar extensas familias de palabras que mantienen la misma raíz o lexema.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 3

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo