Signos de interrogación, usos y formas

En la escritura, el uso de algunos signos resulta de suma importancia. En este sentido, existen una variedad de ellos con funciones específicas para cada necesidad de quien escribe de manera formal. Tal es el caso de los signos de interrogación.

Es importante enfatizar que los signos en la escritura permiten de muchas formas encerrar enunciados que facilitan la comprensión de las ideas expuestas. Además, la intencionalidad de quien las escribe.

Aún y cuando los signos se perciben más visualmente, en ellos se encierra una carga que responde también a otros sentidos.

La formulación de preguntas y los signos de interrogación

En la formulación de preguntas, los signos de interrogación van a encargarse de determinar el enunciado completo que delimitan la cuestión sujeta a una respuesta.

Los signos de interrogación son signos ortográficos capaces de transformar una idea en una pregunta. Por consiguiente, se escriben al comienzo y al final de las preguntas. Aunque hay idiomas que aceptan la escritura de uno de ellos al final, otros obligan la escritura de ambos.

Ejemplos:

  • ¿Quieres ir a acampar?
  • ¿Cómo te llamas tú?
  • ¿A qué hora harás las compras?
  • ¿Quién es la nueva profesora?

Desde esta perspectiva, actúan sobre la o las oraciones para darle un grado de incertidumbre de forma directa.

Las dos formas interrogativas

Como ya hemos señalado, existe una forma directa de interrogar a través del uso de los signos de interrogación de los que hemos venido hablando. Pero también existe otra forma no tan directa de sugerir en las oraciones una interrogante.

A esta otra forma de interrogación se le conoce como indirecta y no se le colocan los signos de interrogación.

Ejemplos:

  • Directa: ¿Qué haces?
  • Indirecta: Me pregunto qué estarías haciendo.
  • Directa: ¿Con quién andabas?
  • Indirecta: Me pregunto con quién andarías.
  • Directa: ¿Quién es ese joven?
  • Indirecta: ¿No tengo idea quién será ese joven?

La mayoría de las interrogaciones comienzan por un pronombre o adverbio interrogativo, que siempre llevará una tilde como es el caso de: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quién? ¿Con quién? ¿Por dónde? ¿Por qué?

La interrogación Vs la intensión

Aunque una interrogante lleva consigo una intención clara de respuesta por parte de un receptor, no siempre ocurre así. Esto se debe a la gran riqueza del lenguaje del que siempre se ha hecho alarde.

Existen ocasiones en las que las interrogantes son utilizadas para afirmar, advertir, intimidar, o involucrar algún elemento irónico.

Ejemplos:

  • ¿Perdiste el dinero por descuidada? = Afirmación
  • ¿Por qué no te vas? = Advertencia
  • ¿Qué creías que te iba a esperar toda la vida? = Ironía
  • ¿Tú quieres que yo te abandone? = Intimidación

Usos y reglas de los signos de interrogación

Dentro de la regla que regula el uso de los signos de interrogación vamos a encontrar dos formas específicas de utilizarlos.

Por lo tanto, la primera regla refiere que se utilizan para preguntar por hechos reales que ocurren en un contexto.

Ejemplos:

  • ¿Dónde comenzó la pandemia?
  • ¿Qué pasó en el aula de clase?
  • ¿Cuál tratamiento me recomiendas?

La segunda regla señala que su uso puede darse para incluir en el texto sospechas, molestias, contrariedad y otras emociones.

Ejemplos:

  • ¿Dónde andará mi suerte?
  • ¿Quién pudo salir de escapada?
  • ¿Cómo crees que te voy a querer toda la vida?
  • ¿Dónde ha quedado mi monedero?
  • No oigo nada ¿te puedes callar?
  • ¿A dónde crees que vas?


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo