¿Qué son los adverbios? Clasificación y ejemplos

Los adverbios son aquellos que dentro de una oración acompañan al verbo, a un adjetivo, a otros adverbios e inclusive otras oraciones. Donde también se señala situaciones tanto de modo, de lugar, de tiempo, cantidad, duda, afirmación, entre otros.

Por otra parte, los adverbios responden preguntas tales como ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿de qué manera? y muchas otras. Además, son palabras invariables que tienen como función actuar como el centro del sintagma, complementando a las demás partes dentro de la oración.

Función de los adverbios

La función principal de los adverbios es trabajar como transformador o auxiliar de un verbo. Por lo tanto, los adverbios utilizados de esta forma presentan información sobre el modo, tiempo, lugar, evidencia y otras situaciones del escenario presentado a través del verbo.

Ejemplos:

  • Lugar: lo esperamos aquí (la palabra aquí cambia el verbo esperar, señalando lugar)
  • Tiempo: yo dibujé ayer (la palabra ayer cambia el verbo dibujé, señalando tiempo)
  • Modo: tú cometes faltas constantemente (la palabra constantemente cambia la frase cometes faltas, señalando modo)
  • Certeza: Sin lugar a dudas ella lo hizo (la frase sin lugar a dudas cambia el verbo hizo, señalando certeza)

Por otra parte, los adverbios son empleados como transformadores de adjetivos y además de otros adverbios, en su mayoría para señalar grado.

Ejemplo:

  • Esta gelatina está muy deliciosa (el adverbio muy cambia el adjetivo delicioso)
  • Mi universidad está bastante lejana (el adverbio bastante cambia el segundo adverbio lejano)

Adverbios en español

A nivel ortográfico, la forma de los adverbios son en su mayoría inalterables. Sin embargo, suelen agregar información eventual al verbo e incluso, algunos lo hacen con toda la oración. En este sentido, son considerados como transformadores a nivel de grupo verbal o causal.

Tipos de adverbios

Adverbios de lugar

Son aquellos que sirven para señalar el lugar donde se ubica alguna persona, animal o cosa. Estos son: atrás, abajo, adelante, adonde y aquí. Seguidamente de ahí, allá, allí, arriba, alrededor, cerca, detrás, delante, donde, enfrente, encima, lejos, entre otros.

Ejemplo:

  • El zapato está encima del baúl.

Adverbios de modo

Son aquellos que se forman mediante la adjunción del sufijo –mente al final de ciertos adjetivos. Como por ejemplo: común – comúnmente.

Asimismo, también pueden realizarse mezclas parasintéticas adverbiales adjuntado el prefijo –a y el sufijo –as. Como por ejemplo: a cuestas, a costa, a pesar.

Entre los adverbios de modo podemos encontrar: aprisa, adrede, bien, mal, regular, despacio, deprisa, así, tal, como, peor, mejor, fielmente, maravillosamente, fácilmente, básicamente, responsablemente, entre otros.

Ejemplo:

  • El perro lo sigue fielmente.

Adverbios de tiempo

Son aquellos que indican el momento en el que se está ejecutando la acción del verbo. Estos son: antes, aún, ayer, anteayer, anoche, anteriormente, ahora, después, pronto, tarde, todavía, temprano, mañana, siempre, nunca, entre otros.

Ejemplo:

  • El hombre llegó esta mañana.

Adverbios según su función epistémica

Afirmación

Son aquellos que tienen como función confirmar o afirmar un acontecimiento. Entre ellos encontramos: cierto, sí, ciertamente, también, exacto, efectivamente, asimismo, claro, obvio, seguramente, verdaderamente, entre otros.

Ejemplo:

  • El bosque es verdaderamente

Negación

Son aquellos que se utilizan para negar una situación, que de no omitirse, estaría siendo aceptada. Estos son: no, jamás, nunca, tampoco.

Ejemplo:

  • Nunca he visto un huracán.

Orden

Son aquellos que se emplean para indicar el orden en el que ocurren determinados eventos. Entre estos tenemos: primeramente, últimamente, antes, posteriormente, primero, segundo, tercero, entre otros.

Ejemplo:

  • Antes de salir lava la vajilla.

Duda

Son aquellos que no expresan un nivel concreto de certeza por lo que poseen algún nivel de probabilidad. Estos son: quizá (s), acaso, probablemente y posiblemente. Además de seguramente, puede, puede ser, tal vez, a lo mejor, entre otros.

Ejemplo:

  • Quizás pueda ir hoy.

Interrogativos

Son aquellos que se emplean dentro de las oraciones o enunciados que establecen una pregunta, dentro de un cuestionamiento referente a un verbo, un adjetivo u otro adverbio. Tales como: Adónde, dónde, cómo, qué, cuándo, cuánto, cuán.

Ejemplo:

  • ¿Dónde está el borrador?

Exclamativos

Son aquellos que tienen una función enfática, por lo que siempre deben escribirse con tilde, siendo esta la que permite su identificación y diferenciación. En consecuencia tenemos: cuándo, cómo, cuánto, dónde.

Ejemplo:

  • ¡Cuánto calor!

Relativos

Son aquellos que permiten relacionar partes de una oración entre sí o una oración con otra. A diferencia de los de interrogación y exclamación estos no llevan tilde. Entre ellos tenemos: cuando, donde, cuanto, como.

Ejemplo:

  • Podemos ir al parque como la semana pasada.

Otros ejemplos

  • El jarrón está encima de la mesa.
  • Jamás pensé que podía suceder.
  • Mi vecino habla tímidamente.
  • Ese bolso es bastante costoso.
  • Efectivamente ocurrió como se esperaba.
  • María y Juan tampoco irán al viaje.
  • La tienda está enfrente de mi casa.
  • Hoy saldré con mis amigas.
  • Nunca soñé tener un día como este.
  • Probablemente tendremos examen mañana.
  • Ayer no paró de llover.
  • Recibí muchos regalos en mi cumpleaños.
  • Llegamos a tiempo para la función.
  • No quiero saber nada de él.
  • Todos son muy inteligentes
  • Tristemente tuvo que partir esta mañana.
  • Ir al gimnasio me dejó algo
  • Tengo bastante tiempo libre.
  • Fue cierto lo que se informó en las noticias.
  • Habitualmente salgo a las siete de la mañana.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 4

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo