Reglas de la M – N en ortografía

La M y la N son de las consonantes que más se emplean en el alfabeto. Su uso es fundamental para la construcción de gran parte de palabras de la gramática castellana. Por ello, es fundamental conocer en detalle las reglas de la M – N para garantizar una buena ortografía.

Aunque existen muchas diferencias entre ambas, es posible que sean motivo de confusión. Bien sea, por su ubicación dentro de una palabra o la consonante o vocal que preceda a cada una. Dicho esto, cada una de las reglas de la M – N son la fuente y herramienta que necesitamos para determinar la ubicación correcta de estos grafemas.

Principio de la M y reglas de pronunciación

Ubicada en la decimotercera posición dentro del alfabeto, encontramos a la letra M cuyo nombre se escribe eme y su plural es emes. Esta letra, está entre las primeras que poseen más palabras en los diccionarios.

La letra M es una de las letras más fáciles de aprender pues desde muy pequeños los niños la emplean en su balbuceo en su primeros intentos en el aprendizaje del habla. Su pronunciación es muy sencilla y la más marcada. Pues se realiza por medio de los labios de manera muy evidente a la vista.

Por otra parte, su origen primitivo se ubica en los antiguos jeroglíficos, mientras que en el alfabeto español proviene del latín. Desde su aparición tomó muchas formas y fue solo durante los siglos XVI y XVII que la M retomó su figura capital como la conocemos hoy por hoy.

Cabe destacar que esta letra identifica al fonema nasal – labial. La cual, se ejecuta en cualquier lugar donde se encuentre dentro de la palabra. A excepción, de encontrarse en la última posición. Como por ejemplo: álbum.

Forma de pronunciación de la M

Para producir el sonido de la M se debe impedir la salida de aire a través de la boca empleando los labios. Del mismo modo, se debe abrir la parte posterior del paladar o el velo del paladar como comúnmente se le llama. Con el fin de dar resonancia nasal permitiendo que se produzca la vibración de las cuerdas vocales. Es así como se obtiene la pronunciación correcta para esta letra.

Reglas y uso de la M

Existen diferentes reglas de la M – N que permiten emplear de forma correcta el uso del primer grafema. Es decir, la M se emplea en gran diversidad de palabras y que conoceremos ahora.

  • Las palabras se escriben con M cuando estamos en presencia de una p o b que las precede.

Ejemplo:

Campamento, embarazo, imperfecto, campana, empírico, empoderado, embotellar, embellecer, cambio, entre otras.

  • Al inicio de aquellas palabras que inmediatamente preceden a la M con la letra N.

Ejemplo:

Mnemónico, mnemotecnia, mnemotécnica.

  • En algunas palabras de origen extranjero y latino.

Ejemplo:

Zoom, currículum, auditórium, entre otras.

Principio de la N y reglas de pronunciación

Esta letra la encontramos en la decimocuarta posición de nuestro alfabeto, su nombre es de género femenino, siendo su forma de pronunciación la ene y su plural es enes. Producen un sonido consonante nasal.

Sonido y escritura

La letra N está ubicada entre las letras consonantes sonantes, nasal y alveolar por su sonido. Por otro lado y según su escritura, es una letra que siempre se encuentra antes de una vocal o entre dos de ellas. Pudiendo o no estar al inicio de una palabra y en muy pocos casos, puede encontrarse antes de otra consonante.

Ejemplo:

Natividad, necesidad, enero, inédito, encarecido, individuo, anticipo, entre otras.

Reglas y uso de la N

  • Se escriben con N aquellas palabras cuya letra que la antecede es la V.

Ejemplo:

Envejecer, desenvolver, envase, invisible, convexo, convocatoria, entre otras.

  • Se escriben con N todas las palabras excepto aquellas antecedidas por las consonantes P y B.

Ejemplo:

Sentido, sonido, sonoro, santidad, sanción, pensamiento, ofrenda, contingencia, pensamiento, entre otras.

  • Se escriben con N aquellas palabras cuyos inicios sean trans-, cons-, circuns-, circun- e ins-.

Ejemplo:

Transcrito, constante, circunstancia, instrumental, instrucción, transporte, entre otros.

  • Por ningún motivo deben escribirse con N al finalizar las palabras cuyos verbos sean reflexivos y estén conjugados de modo imperativo tomando en consideración la forma ustedes.

Ejemplo:

Cámbiese, levántense, siéntense.

No es correcto escribir: levántensen, siéntensen, cámbiensen.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo