La coma y su uso en la gramática

En el discurso escrito, la coma sirve a innumerables situaciones ortográficas por estar relaciona con pausas menores que se llevan a cabo dentro del texto.

Para definir la coma, debemos recordar que después del punto, ella es la que asume toda responsabilidad en materia de pausas menores. Por lo que su uso se hace más evidente en la escritura.

¿Cómo se emplea la coma?

Se emplea siempre para separar la sucesión de palabras, frases, numeraciones y situaciones especiales. Donde las frases u oraciones estén precedidas de las conjunciones de más utilidad en la lengua como son: y, e, o, u etc.

Ejemplo:

  • Hoy pude comprar plátanos, naranjas, manzanas y piñas a muy buen precio.

La coma siempre ha sido utilizada para separar el último elemento de series de datos que preceden el punto y coma.

Ejemplos:

  • En las gavetas del escritorio guarda todo; en la primera, lápices y marcadores; en las demás la papelería, discos, tintas y otros materiales.
  • En la maleta mete la ropa; en los bolsos los perfumes, maquillajes y monederos.

Se usa la coma cada vez que la conjunción Y es sinónimo de pero.

Ejemplos:

  • Se preparó mucho para el concurso, y no gano.
  • Pasó la noche estudiando, y no aprobó.

Se usa coma para delimitar aclaraciones o aposiciones.

Ejemplos:

  • Cecilia, mi primera hija, acaba de mudarse a México.
  • Peggy, la enfermera, fue condecorada.

Se utiliza la coma en todas las locuciones adverbiales o conjuntivas. Encontrándose estas en cualquier posición, irán precedidas y/o seguidas de una coma.

Ejemplos:

  • Tráeme la cena pronto, es decir rápidamente, si es que ya terminaste.
  • Vente rápido, nos dejará el avión.

Otros usos de la coma

Se escribe coma después de un nombre cuando este al comienzo. En el caso de estar al final de la oración, irá precedido de la coma.

Ejemplos:

  • Avril, levántate de la cama.
  • Levántate de la cama, Avril.

Cuando es elíptica, se usa para sustituir al verbo en los casos en que este se omite en un contexto, porque ya fue mencionado o se infiere su acción.

Ejemplos:

  • Stephanie es abogada, Maribel también.
  • Maribel viajo a Chile, Peggy también.

Se utiliza siempre que se invierte el orden lógico de los complementos de la oración. En algunos casos esto ocurre con más regularidad en la retórica como recurso poético.

Ejemplos:

  • Aunque no te fijes en mí, yo te amare siempre.
  • A pesar de tus indiferencias, yo no te olvido.

Finalmente es importante acotar, se darán situaciones en que la coma sea opcional y no colocarla, para nada afectará el escrito y sentido del mismo.

Ejemplos:

  • A las tres de la tarde, me atenderá el médico.
  • El profesor no vino a la clase, porque no encontró transporte.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo