Reglas de la Ll – Y en ortografía

Las reglas de la Ll – y determinan el uso correcto de estas consonantes dentro de la ortografía castellana y por eso, hablaremos de ellas en esta oportunidad. Con la finalidad, de garantizar una correcta escritura para que los documentos que redactemos se entiendan sin lugar a confusiones o malas interpretaciones.

Al ser letras completamente diferentes, hemos distribuido el contenido en dos partes. De esta forma, podremos abordar con mayor claridad las reglas de la ll – y. Buscando que los ejemplos expuestos para cada norma, sean de mejor comprensión.

Dicho esto, a continuación veremos cada una de las reglas de la ll – y en la ortografía.

Reglas de la Ll, origen y fonética

Fue considerada por muchos años como parte del alfabeto, posicionándose en el puesto número trece del mismo. Sin embargo, en la actualidad ya no lo es. Su nombre es de género femenino y a menudo es nombrada como la elle, su plural es elles y también se le conoce como la doble ele.

En la antigüedad, se escribían con la letra Ll, palabras como Sibilla, Gallia, Marcello, entre otros. Siempre dependiendo de su procedencia, ya sea griega o latina.

Cabe destacar, que la Ll tiene la misma pronunciación fonética de la Y. Por lo que es muy difícil para algunos, poder diferenciar la escrituras de algunas palabras. Como por ejemplo haya o halla, puesto que ambas se pronuncian con la misma fonética de llave.

Reglas y uso de la Ll

  • Según las reglas de la Ll, se emplea en palabras que finalizan en –illa e –illo.

Ejemplo:

Camilla, hornilla, zorrillo, cabestrillo, barquilla, cintillo, costilla, entre otras.

  • Escribimos con Ll la mayoría de los verbos culminados en –illar, -ullar y –ullir.

Ejemplo:

Apabullar, aullar, abarquillar, maullar, bullir, martillar, entre otras.

  • En aquellos verbos finalizados en –llar y sus conjugaciones.

Ejemplo:

Callar, tallar, apantallar, sellar, entre otros.

  • En la mayor parte de palabras culminados en –allo, -ello, -ollo y –ullo.

Ejemplo:

Cabello, camello, tallo, repollo, barullo, entre otros.

  • En diminutivos constituidos por la terminación –illo e –illa.

Ejemplo:

Arenilla, chiquillo, barquillo, chiquilla, cocinilla, cigarrillo, vaquilla, entre otros.

Reglas de la Y, origen y fonética

La Y es la vigesimoquinta letra del alfabeto y lleva por nombre i griega o ye siendo su plural, yes. Proviene del griego antiguo, pero, que posteriormente fue adoptada por el lenguaje romano. Seguidamente, después de muchos cambios en su escritura y pronunciación, se estableció finalmente como la conocemos hoy en día.

Esta letra Y se pronuncia como una vocal cuando se encuentra entre dos palabras. Donde la última letra de la primera palabra y la primera letra de la segunda palabra son vocales.

Por ejemplo: esta y aquella.

Asimismo, se pronuncia como vocal cuando se encuentra entre dos palabras que culminan e inician con consonantes.

Por ejemplo: niños y niñas.

Se pronuncia como semivocal cuando forma parte de la palabra que la antecede y termina en vocal.

Por ejemplo: tú y yo.

O cuando está después de una palabra que inicia en vocal.

Por ejemplo: familiar y amigo.

La Y puede asumirse como consonante o vocal cuando se encuentra al final de una palabra.

Por ejemplo: hoy, hay, buey, ley, rey, entre otras.

Reglas y uso de la Y

  • Se escribirán con Y aquellas palabras que terminen con el sonido vocal i.

Ejemplo:

Hay, ley, estoy, voy, soy, buey, muy, convoy, entre otras.

  • En la unión de dos palabras dentro de una oración.

Ejemplo:

Diego y Rosa, mar y aire, este y oeste, blanco y negro, entre otros.

  • Se escriben con Y aquellas palabras que inician con los prefijos ad-, dis- y sub-.

Ejemplo:

Coadyuvar, adyacente, disyunción, disyuntivo, subyugar, subyacer, entre otras.

  • En algunas formas de los verbos caer, creer, oír, leer, concluir, atribuir, entre otros.

Ejemplo:

Cayeran, leyeran, creyeran, concluyo, atribuyera, concluyeran, oyó, oyeran, entre otros.

  • En palabras que poseen la sílaba –yec.

Ejemplo:

Inyección, inyectadora, abyecto, proyecto, proyectar, entre otras.

  • Los plurales de los nombres que en singular finalizan en Y.

Ejemplo:

Ley-leyes, buey-bueyes, rey-reyes, entre otras.

  • Se escribirán con Y cierta cantidad de tiempos y personas cuando los verbos en infinitivo concluyan en -uir.

Ejemplo:

Contribuir-contribuyes, construir-construyo, influir-influyes, huir-huyes, entre otros.

  • Y finalmente, la forma no personal del verbo ir = yendo.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo