Adjunción. Definición, formas y 15 ejemplos

La adjunción es una figura literaria retórica cuya función es emplear una sola vez un término, que es imprescindible utilizarla un número de veces considerable dentro de un texto o párrafo.

Esta figura conocida también como Zeugma se encuentra dentro del grupo de las figuras de omisión, en la que expresamos una única vez un atributo, en contadas partes similares dentro de la oración.

adjunción

Por otra parte, dentro de la adjunción se manifiestan algunas similitudes en los hechos e incluso diferencias que se contrapones. Con la finalidad de crear una forma de paralelismo que se puede presentar como imagen literaria. De este modo, el lector busca dentro de sí busca compararlas para determinar si son diferente o por el contrario, las puede igualar.

Formas de adjunción

A saber, existen varias formas de adjunción, entre las cuales tenemos:

Simple

Es aquella que se utiliza para darle la misma estructura a palabras afines.

Ejemplo:

  • Claro, me di cuenta cuando llegó, desayunó, pero no cuando se marchó.

Compleja

Es aquella en donde se agrega una palabra incongruente dentro de una serie de términos.

Ejemplo:

  • Trotamos por el parque, la plaza, el centro comercial y una patineta.
adjuncion_1

Por la posición del término común

Prozeugma o protoadjunción

Es aquella en donde la parte común se ubica el inicio de la oración.

Ejemplo:

  • Quisiera ser la brisa que roza tu faz, tus brazos, tu cuerpo…

Mesozeugma o mesoadjunción

Es aquella en donde la parte común se ubica en el medio de la oración.

Ejemplo:

  • Cinco, seis, caminamos nueve cuadras, once, doce y todavía no llegamos.

Hipozeugma o hipoadjunción

Es aquella en donde la parte común se ubica en el final de la oración.

Ejemplo:

  • Y cuando llegó, observó que todo estaba hecho, el piso, las mesas, la cocina y hasta los baños, de mármol.
adjuncion_2

Ejemplos de adjunción

  1. Contaba ya los sesenta años; era de carácter recio, amigable, delgado de cara, muy madrugador y excelente persona.
  2. Observaré las imponentes montañas, las flores que brotan en primavera y la calidez de sus afluentes aguas.
  3. Por una caricia, el mundo, por un abrazo, el cielo, por un beso… ¡Cuánto te daría por un beso!
  4. Era un hombre temible, mezquino con los demás, redondo su rostro, saltones sus ojos, de barba aguda y desafiante mirada.
  5. Tendré la grandeza que anhelan los omisos, las bendiciones y riquezas del universo que han sido reservadas solo para mí.
  6. Daría hasta lo que no tengo por tenerte conmigo, mi vida y mi existencia, mi inteligencia y fortaleza, mi alma y mi corazón con tal de estar contigo.
  7. Veré tu mirada en las mañanas, tu sonrisa al despertar, tu alegría desmedida, tu amor a cada instante de mi vida.
  8. Te acaricia el rocío de la mañana, la briza en primavera, los rayos del sol en el verano y mis labios al atardecer.
  9. Veré como se marchan las horas, los días interminables llenos de tristeza, las noches plenas en soledad y a ti cuando te vas en mis recuerdos.
  10. La vi venir, quedarse, acompañarme pero no dejar atrás los buenos momentos que vivimos.


Última actualización:

adjunción

Artículos relacionados