ARISTÓTELES » Autor de un sistema filosófico

Aristóteles nacido en 384 a. C., Stagira, Calcídica, Grecia y  fallecido en 322, Calcis, Eubea. Fue un antiguo filósofo y científico griego, una de las más grandes figuras intelectuales de la historia occidental.

Fue el autor de un sistema filosófico y científico. Que se convirtió en el vehículo tanto para la escolástica cristiana como para la filosofía islámica medieval.

Incluso después de las revoluciones intelectuales del Renacimiento, la Reforma y la Ilustración. Los conceptos aristotélicos permanecieron incrustados en el pensamiento occidental.

La gama intelectual de Aristóteles era amplia, abarcando la mayoría de las ciencias y muchas de las artes. Incluida la biología, botánica, química, ética, historia, lógica, metafísica, retórica, filosofía de la mente. También filosofía de la ciencia, física, poética, teoría política, psicología, y zoologia.

Fue el fundador de la lógica formal, ideando para ello un sistema terminado. Durante siglos fue considerado como la suma de la disciplina; y fue pionero en el estudio de la zoología. Tanto observacional como teórica, en el que parte de su trabajo se mantuvo sin igual hasta el siglo XIX.

Pero él es, por supuesto, el más destacado como filósofo. Sus escritos en ética y teoría política, así como en la metafísica y la filosofía de la ciencia. Continúan siendo estudiados, y su obra sigue siendo una poderosa corriente en el debate filosófico contemporáneo.

Logros personales de Aristóteles

Aristóteles

Muchos de los diálogos posteriores de Platón datan de estas décadas. Pueden reflejar las contribuciones de Aristóteles al debate filosófico en la Academia. Algunos de los escritos de Aristóteles también pertenecen a este período, aunque en su mayoría solo sobreviven en fragmentos.

Al igual que su maestro, Aristóteles escribió inicialmente en forma de diálogo, sus ideas iniciales muestran una fuerte influencia platónica. Su diálogo Eudemus, por ejemplo, refleja la visión platónica del alma como encarcelada en el cuerpo. Y como capaz de una vida más feliz solo cuando el cuerpo ha sido dejado atrás.

Según Aristóteles, los muertos son más bendecidos y más felices que los vivos, y morir es volver al hogar real.

Otra obra juvenil, el Protrepticus ha sido reconstruida por los estudiosos modernos a partir de citas en diversas obras de la antigüedad tardía. Todo el mundo debe hacer filosofía, afirma Aristóteles. Porque incluso argumentar en contra de la práctica de la filosofía es en sí mismo una forma de filosofar.

La mejor forma de la filosofía es la contemplación del universo de la naturaleza. Es para este propósito que Dios hizo a los seres humanos y les dio un intelecto divino. Todo lo demás, la fuerza, la belleza, el poder y el honor, carece de valor.

Es posible que dos de las obras de Aristóteles sobre lógica y disputa pertenezcan a este período temprano. El primero demuestra cómo construir argumentos para una posición que ya ha decidido adoptar. El último muestra cómo detectar debilidades en los argumentos de otros.

Aunque ninguno de los dos trabajos equivale a un tratado sistemático sobre lógica formal. Aristóteles puede decir con razón, al final de las Refutaciones sofísticas, que ha inventado la disciplina de la lógica. Nada existía cuando comenzó.

Eventos principales de la vida de Aristóteles

Aristóteles

En política, Aristóteles examinó el comportamiento humano en el contexto de la sociedad y el gobierno. Aristóteles creía que el propósito del gobierno era hacer posible que los ciudadanos alcanzaran la virtud y la felicidad.

Con la intención de ayudar a guiar a los estadistas y gobernantes. La Política explora, entre otros temas, cómo y por qué se crean las ciudades. Los roles de los ciudadanos y los políticos. La riqueza y el sistema de clases. El propósito del sistema político y los roles de la esclavitud y la mujer en el hogar y en la sociedad.

En Retórica, Aristóteles observa y analiza hablar en público con rigor científico. Para enseñar a los lectores cómo ser oradores más efectivos. Aristóteles creía que la retórica era esencial en la política y la ley. Ayudó a defender la verdad y la justicia.

La buena retórica, creía Aristóteles, podía educar a las personas y animarlas a considerar ambos lados de un debate. El trabajo de Aristóteles exploró cómo construir un argumento y maximizar su efecto. Así como el razonamiento falaz para evitar como la generalización de un solo ejemplo.

Aristóteles compuso obras sobre astronomía, incluido En los cielos, y ciencias de la tierra, incluida la meteorología. Por meteorología, Aristóteles no se refería simplemente al estudio del clima.

Su definición más amplia de meteorología incluyó todas las afectaciones que podemos llamar comunes al aire y al agua. Y los tipos y partes de la tierra y las afectaciones de sus partes.

Su impacto en la sociedad

El trabajo de Aristóteles sobre la filosofía influyó en las ideas de la antigüedad tardía durante todo el Renacimiento. Uno de los principales enfoques de la filosofía de Aristóteles fue su concepto sistemático de la lógica.

Aristóteles quería llegar a un proceso universal de razonamiento que permitiera al hombre aprender todo lo posible sobre la realidad. El proceso inicial implicaba describir objetos en función de sus características, estados de ser y acciones.

En sus tratados filosóficos, Aristóteles también discutió cómo el hombre podría obtener información sobre objetos a través de deducciones e inferencias. Para Aristóteles, una deducción era un argumento razonable. En el que «cuando se establecen ciertas cosas, otra cosa se deriva necesariamente de su ser».

Su teoría de la deducción es la base de lo que los filósofos ahora llaman un silogismo, una lógica. Argumento donde la conclusión se infiere a partir de dos o más otras premisas de cierta forma.

Aristóteles para la historia

Posterior a la muerte de Aristóteles, sus obras quedaron fuera de uso, pero fueron revividas durante el primer siglo. Con el tiempo, llegaron a sentar las bases de más de siete siglos de filosofía.

La influencia de Aristóteles en el pensamiento occidental en las humanidades y las ciencias sociales se considera en sin paralelo. Con la excepción de las contribuciones de su maestro Platón y el profesor de Platón, Sócrates, antes que él.

La práctica académica de dos milenios de interpretación y debate de las obras filosóficas de Aristóteles continúa perdurando.