BARBARROJA » El terror de los mares

El gran corsario turco, Hızır Bin Yakup, mejor conocido como Jeireddín Barbarroja, fue un almirante otomano de origen griego que comando la flota del sultán Suleimán I. Gracias a su astucia y estrategia en el campo de batalla, el imperio otomano se hizo con el control de casi todo el Mar Mediterráneo, enriqueciendo enormemente a su nación y convirtiéndolo en una verdadera pesadilla para el Imperio Español.

Nacimiento e infancia

Jeireddín Barbarroja, nacido en Lesbos, Grecia en 1475, tuvo dos hermanas y tres hermanos llamados Ishaq, Aruj e Ilias. Fue hijo de una madre cristiana cuyo nombre se desconoce y un padre llamado Yakup Ağa, quien era un antiguo miembro de la caballería de elite otomana.

Desde pequeño comenzó a adentrarse en el mar junto a sus hermanos, desarrollando su instinto de marinero, gracias a que su padre una vez establecido con su familia en la isla de Lesbos, decidió dedicarse a la alfarería y compro un bote para comercializar sus productos.

Barbarroja

Primeros años de su carrera

El famoso corsario turco comenzó su carrera como marino involucrándose en el comercio internacional junto a sus hermanos, pero no paso mucho tiempo hasta que comenzara su carrera como corsario en el mar Mediterráneo, sus hermanos Aruj e Ilias operaban en el Levarte y Barbarroja manejaba el mar Egeo, específicamente en Tesalónica. Por su parte su hermano mayor Ishaq se encargaba de manejar el negocio familiar.

Durante un viaje comercial que realizaban los hermanos de Barbarroja Ilias y Aruj, en su regreso a Trípoli fueron atacados por los Caballeros de San Juan, durante esta batalla Ilias resulto muerto y Aruj fue capturado y tomado como prisionero junto al barco de su padre, fue encarcelado en el Castillo de los Caballeros de Borum. Casi 3 años después Barbarroja descubre que su hermano está encarcelado y parte hasta allí para rescatarlo.

Los hermanos Barbarroja navegan juntos

A pesar de que Hizir se labro con el nombre histórico, en su época era a su hermano a quien se le conocía por su tupida y hermosa barba roja, siendo Aruj el más reconocido, se unieron al servicio del Príncipe Korkud y del Sultán de Egipto en la isla de Djerba, desde allí atacaban las costas de Mediterráneo Occidental comenzando a tener control sobre estas.

Korkud, una vez convertido en gobernador de Manisa, puso bajo el mando de Aruj una flota de 24 galeras y le ordeno realizar una expedición naval a Apulia, los hermanos bombardearon varios castillos costeros y capturaron 2 navíos mercantes, luego de estas batallas pararon en Eubea y capturaron tres galeones adicionales y otro navío mercante.

En esta época la fama de Aruj creció significativamente, tras derrotar a varios cristianos y nombrarse sultán de Argel, decide que la mejor protección contra el imperio español es unirse a su patria, el Imperio Otomano, principal enemigo de los españoles. Renuncia a su título de Sultán ante los otomanos en 1517 y ofrece la ciudad de Argel al Sultán Otomano, quien la nombra como una provincia otomana y establece a Aruj como Gobernador, brindándole su apoyo otorgándole Jenízaros, galeras y cañones.

En mayo de 1518, Carlos I marcho hacia Oran al mando de 10.000 soldados españoles y miles de beduinos desde donde ordeno una marcha hacia Tlemecén, lugar donde se encontraban los hermanos de Barbarroja Aruj e Ishaq, con tan solo 1.500 soldados turcos y 5.000 Moros resistieron 20 días el asedio español, pero finalmente sucumbieron y fueron conquistados, muriendo durante el ataque.

El ascenso de Barbarroja

Barbarroja

Tras la muerte de su hermano, Hızır hereda la misión u el nombre de Aruj, ahora con el título de Baylar Bey, sirviendo al Sultán Suleimán I y encargándose de las operaciones desde ese momento, el mismo año que murió su hermano reconquista Tlemecén y continúa transportando musulmanes desde la Península Ibérica hasta el norte de África, consolidando una gran cantidad de seguidores musulmanes que le eran agradecidos y leales que compartían su odio por el imperio español.

Hasta el año 1523 Barbarroja ataco las costas de Francia y España en varias ocasiones, asediando lugares como Provenza, Tolon, Rodas y las islas de Hýeres, logrando capturar varios navíos españoles que regresaban del Nuevo Mundo y expulsar a Los caballeros de San Juan de su isla.

Para 1530 se encontraba atacando todas las ubicaciones cristianas en el mediterráneo, extendiendo el control de su nación sobre estos territorios. En 1531 tuvo un enfrentamiento con Andrea Doria, un almirante Genovés contratado por Carlos I donde resultó ganador.

Almirante en jefe del imperio otomano

Barbarroja

En el año 1532, Solimán I se encontraba realizando una expedición al Imperio Austriaco donde se dio cuenta de que era totalmente necesario tener un poderoso almirante a su lado.

Barbarroja fue llamado a Estambul en 1533 donde fue condecorado como Kaptan-i Derya, otorgándole el gobierno de las Sanjak, que estaba constituido por la provincia de Rodas, Eubea y Quíos en el Mar Egeo.

Bajo este título Barbarroja aseguro totalmente el control del Mar Mediterráneo durante los siguientes 30 años

Principales conquistas de Barbarroja

  • En 1534 Partió de Estambul al mando de 80 galeras y conquisto Koroni, Patras y Lepanto
  • En 1537 Conquista las ciudades de Otranto, Ugento y la fortaleza de Castro que eran parte de la Republica de Venecia
  • El 28 de septiembre 1538 derrota a la liga santa integrada por los Estados Pontificios, España y la Republica de Venecia
  • En octubre de 1543 Barbarroja realizaron un violento ataque a Palamós, enfrentando y dando muerte a los que decidieron quedarse para poder saquear la ciudad.

Retiro, muerte y legado de Barbarroja

Luego de casi 30 años de piratería y vida en el mar, a sus 65 años de edad Jeireddín Barbarroja decide retirarse definitivamente en 1545, se va a Estambul donde viviría en un palacio en el barrio Büyükdere.

Dejo a su hijo Hasas Pasha como sucesor de Argel y dictó sus memorias a Muradi Sinan Reis en cinco volúmenes manuscritos conocidos como “Gazavat-ı Hayreddin Paşa” (Memorias de Jeireddín Pachá) finalmente murió el 4 de julio de 1546, tranquilamente acostado en su palacio como un anciano de 71 años luego de una vida larga llena de aventuras.

Barbarroja fue enterrado en el Mausoleo Verde, Su legado sigue vivo hasta el día de hoy, la Armada Turca continua la tradición de visitar su tumba y realizar una ceremonia antes de hacer alguna expedición.

BARBARROJA » El terror de los mares
5 (100%) 1 vote[s]