MARÍA TUDOR » Reina reformista

También conocida como María de Francia. Nació en el palacio de Richmond siendo la quinta de los 7 hijos del rey Enrique VII de Inglaterra y de Isabel de York el 18 de marzo de1496.

Primeros años de su vida

Siendo muy unida a su hermano Enrique VIIII, futuro rey, y con quien tenía el gusto de compartir una variedad e gusto. A los 6 años de edad, María ya tenía privilegios como tener sus propias damas, para servirle. Con un maestro que le daba asignaturas de francés, latín, danza, música y bordado. 1 año después pierde a su madre, y según las numerosas facturas a su boticario, indicaron que su salud también era muy frágil.

A pesar de su débil salud, María Tudor era considerada una de las princesas más bellas de Europa, recibiendo cumplidos como el del Embajador de Venecia, quien en la corte de Enrique VIII, la describió como «un paraíso: alta, delgada, de ojos grises y con una extrema palidez».

Primer matrimonio

Con tan solo 11 años de edad ya estaba concentrado su matrimonio con el futuro emperador Carlos de Castilla. No obstante, fue imposible su boda, ya que unos años antes del evento, muere el padre de María Tudor, Enrique VII.

María Tudor

Por lo que su hermano Enrique VIII asume el trono y gracias a las alianzas políticas de las potencias europeas como los aplazamientos diplomáticos y desarrollos secretos entre España, Francia y el Sacro Imperio Romano y del mismo Enrique VIII se anula dicha planificación de matrimonio entre María Tudor y Carlos de Castilla.

La princesa no se encontraba afligida por la anulación de su matrimonio, pues no estaba emocionada de casarse con Carlos de Castilla. Pero de lo que ella no estaba enterada es que el cardenal Wolsey en conjunto con Enrique VIII, negociaron un tratado de paz con el vecino país de Francia. Donde nuevo dueño del trono Enrique VIII, le describía al Rey Luis XII, quien desafortunadamente se acababa de quedar viudo, que no había nada mejor que sellar su tratado con una boda entre el Rey de Francia con su hermana María Tudor.

María no lo tomo de buena manera, pues se encontraba horrorizada y consternada, y entre sollozos acepto cumplir sus obligaciones como princesa de Inglaterra, eso sí, no sin antes dejar una condición de por medio. La cual era que ella estaba dispuesta a casarse con El Rey Luis XII, si en caso de darse su muerte algún día, ella estaría libre de escoger a su segundo esposo.

Esa acertada condición, para la época, era un privilegio para cualquier mujer, aun siendo algo impensable para una princesa de la realeza inglesa, su hermano cede, aceptando la condición, ya que él esperaba que ella contrajera libre y pacíficamente el matrimonio con el viejo Rey Francés.

Tanta era la  confianza entre esos dos hermanos que durante la misma conversación María le confiesa a Enrique VIII que encuentra enamorada de su amigo y confidente el Duque de Suffolk, Charles Brandon.

El Rey de Francia, Luis XII, en agosto de 1514, le mando muchas joyas, acompañado de un espléndido vestuario a su futura esposa, en esa fecha se realiza la boda en el palacio de Greenwich, Inglaterra.

Es así como el 9 de octubre de 1514, se celebra la boda oficial, en la catedral de Abbeville, a los 18 años de edad, María consuma su matrimonio con el rey Luis XII de Francia, quien para ese momento tenía 52 años de edad.

Con 34 años más que María y con un aspecto desagradable y desnutrido logra desposar a una de las princesas más bellas de Europa, era evidente que se encontraba encantado con tal privilegio. Una de las damas de honor que la acompañó a Francia fue Ana Bolena. Este gran evento fue seguido de varias semanas de celebración.

A pesar de que el Rey Luis XII, ya había tenido dos matrimonios previos, este no tenía hijos y esperaba conseguir un heredero con su nueva esposa. Sin embargo 82 días después de la boda, fallece, el 1 de enero de 1515, con el diagnostico de esfuerzos en el dormitorio.

Lo sucedió su yerno y primo Francisco I, casado con su hija Claudia de Francia. María con ganas de volver a Inglaterra, fue recluida ya que el nuevo rey ordeno que tal y como lo decía la tradición francesa, ella no debía salir por un periodo de 40 días, por si quedaba la posibilidad de estar embarazada.

En el transcurso de esos 40 días, María solo pensaba en la promesa que su hermano le había hecho, que preocupada por si Enrique cambiaba de opinión le escribe al Rey Francés una carta para dejarla volver a Inglaterra. Luego de cumplirse el plazo se comprobó que no estaba embarazada.

Segundo matrimonio

María en su incertidumbre de querer volver, le confiesa al rey Francisco I de su amor por Charles. El 27 de Enero llega Charles Brandon a Francia, donde el Rey le habla sobre la confesión de María, y sus sentimientos hacia él.

María Tudor

Tiempo después se vuelve a ver con María, podían haber vuelto rápidamente a Inglaterra y cumplir su propósito de contraer matrimonio, sin embargo, la pareja temía que María volviese a ser víctima de consideraciones políticas.

De ese modo hacen algo impensable para una princesa, logran contraer matrimonio en secreto el 3 de marzo de 1515 en Paris, María Tudor se casó con el hombre que había elegido y amado.

Dos días después el Duque Brandon comunica al carnal Wolsey su matrimonio. Lo que técnicamente se consideraba un acto de traición ya que se habían casado en secreto sin consentimiento del rey, el cual se indignó, y el Consejo Privado, condeno a que Brandon fuese encarcelado o ejecutado. No obstante, gracias a la intervención de Wolsey, la pareja solo tuvo que pagar una gran multa, posteriormente rebajada por el rey, y su boda formal se realizó el 13 de mayo de 1515 en el palacio de Greenwich.

María fue la cuarta esposa de Charles Brandon, quien ya tenía 2 hijas, las cuales crio María junto a sus 4 hijos.

Muerte

El 25 de Junio de 1533, María muere de Tuberculosis, a los 37 años de edad en Westhorpe Hall, Suffolk, Fue enterrada inicialmente en la abadía de Bury St Edmunds, y cinco años después, sus restos son trasladados a la cercana iglesia de Santa María.