FERNANDO VII » “El Rey Felón”

Fernando de Borbón nació en San Lorenzo de El Escorial, España el 14 de octubre de 1784 en el Palacio de El Escorial.

Familia

Fernando, también llamado Fernando el Deseado, nació durante el reinado de su abuelo Carlos III y fue hijo del matrimonio entre el Príncipe Carlos y María Luisa de Parma.

Tuvo 13 hermanos, de los cuales 8 murieron antes del año 1800.

Al haber cumplido el primer mes de nacido se convirtió en el Príncipe de Asturias, ya que su hermano mayor Carlos, de tan solo 14 meses de edad, murió para esa fecha.

Durante sus años de formación, fue educado por Juan Escoiquiz, un hombre ambicioso que le inculcó un odio profundo por Godoy, el primer ministro de Carlos IV.

Enfrentamiento a Godoy

El 4 octubre de 1802, a los 18 años de edad, contrae matrimonio con María Antonia de Nápoles, la hija menor del rey Fernando IV de Nápoles y María Carolina de Austrias.

A María Antonia, el príncipe Fernando le causó una gran decepción, tanto por su físico como su comportamiento.

Sin embargo, a la princesa no le costó mucho trabajo ganarse la voluntad de su marido, tanto porque no tenía ninguna simpatía por Godoy ni por su suegra.

La reina María Luisa tenía una mala relación personal con su nuera, y la animadversión era mutua.

De esta manera, surgió el “partido napolitano” que se encargó de lanzar todo tipo de insidias contra Godoy y contra la reina María Luisa, que fueron difundidas por toda Europa por la reina de Nápoles, María Carolina.

Godoy reaccionó expulsando a varios nobles del entorno de los príncipes de Asturias, poco después de que Napoleón hubiera conquistado el reino de Nápoles, destronando así al principal referente político de Fernando y María Antonia.

En mayo de 1806, fallece la princesa María Antonia producto de una tuberculosis que la deterioró gravemente.

A pesar de la muerte de la princesa, Fernando continuó realizando su actividad política de oposición a Godoy de manera clandestina, apoyado por Escoiquiz y el duque de San Carlos, transformando el “partido napolitano” en el “partido fernandista”.

Aunque buena parte de los nobles pretendían la caída de Godoy, las ambiciones de Fernando y de su círculo se centraban en conseguir el trono cuanto antes.

El ascenso de Napoleón hizo que Fernando considerara la posibilidad de casarse con una pariente del emperador francés con tal de conseguir su apoyo para eliminar a Godoy.

Fernando contrajo matrimonio con una dama Bonaparte en 1807, el mismo año en que la salud de su padre Carlos IV empeoró.

El príncipe quería hacerse con el trono, pero Godoy le dijo al rey que su hijo estaba conspirando en su contra, por lo que fue juzgado en el proceso de El Escorial.

Fernando fue absuelto y sus colaboradores fueron enviados al exilio, pero la conspiración continuó.

La llegada al trono

Fernando VII

A principios de 1808 las tropas francesas comenzaron a ocupar las principales ciudades de España.

Godoy se trasladó a Aranjuez con el propósito de escapar de Napoleón para dirigirse al Nuevo Mundo.

Instigado por los partidarios de Fernando, quienes creían que las tropas francesas estaban allí para apoyarlo, el pueblo asaltó el palacio de Godoy y lo encarcelaron.

El rey Carlos IV, incapaz de afrontar la crisis, abdicó a favor de su hijo en marzo de ese año, en la que se conoce como la primera vez en la historia de España que un rey era desplazado por una revuelta ocasionada por su propio hijo.

Abdicación y cautividad

Unos pocos días después de haber ascendido al trono, Fernando recibió una invitación de Napoleón para encontrarse en Bayona.

Se dirigió a su encuentro, y Napoleón le solicitó que abdicara. Como Fernando se negó a la petición del emperador francés, éste lo amenazó de muerte.

Fernando atemorizado abdicó por Carlos IV quien luego abdicó a favor de Napoleón, quien tan solo un mes después abdicó el trono español a su hermano menor José I Bonaparte.

Permaneció recluido en Valencay (Francia), mientras que el pueblo español asumió la resistencia contra la ocupación francesa con lo que se desató la guerra de la Independencia.

Francia decidió retirar sus tropas y le permitieron a Fernando regresar a España en 1814.

Segundo reinado

Fernando VII

Durante su segundo reinado, desde 1814 hasta 1820, realizó la represión sangrienta  contra los movimientos de inspiración liberal.

Se limitó a restaurar la monarquía, lo cual agravó los problemas financieros debido a la pervivencia de los privilegios fiscales y la insuficiencia del sistema tributario tradicional.

Al mismo tiempo, España perdía todo protagonismo internacional, y era incapaz de reaccionar ante los pueblos que realizaban la emancipación de las colonias americanas.

En 1820 el rey se vio obligado a aceptar la restauración de la Constitución de 1812. Desde ese año, hasta 1823 Fernando procuró salvar el trono obstaculizando las reformas de la corte, por lo que organizó un Golpe de Estado que fracasó.

Sin embargo, en 1823 entraron las tropas francesas a España dirigidas por el duque de Angulema, con lo que el absolutismo fue restaurado.

Durante la última etapa de su reinado, desde 1823 hasta 1833, conocida como la “Ominosa Década”, Fernando acentuó su odio contra todo liberalismo, mientras que se consumaba la pérdida del Imperio Español en América.

Nuevamente suprimió la Constitución y restableció todas las instituciones, a excepción de la Inquisición. En sus años finales se centró en el asunto de la sucesión.

Sucesión y muerte

En 1829, la salud de Fernando comenzó a empeorar, lo cual pareció favorecer las aspiraciones al trono de su hermano Don Carlos.

Como Fernando todavía no tenía descendencia, decidió casarse por cuarta vez con su sobrina María Cristina, en diciembre de ese año.

En octubre del 1830 nació la heredera al trono, Isabel, y dos años después nació su otra hija Luisa Fernanda.

Fernando decidió promulgar la Pragmática Sanción, la cual establecía que si el rey no tenía hijo varón, heredaría la hija mayor.

En el verano de 1833, Fernando se encontraba enfermo de gravedad, y murió el 29 de septiembre en Madrid.

FERNANDO VII » “El Rey Felón”
5 (100%) 2 votes