Nicolás Copérnico

Nacido en la ciudad de Torun (Prusia Real) el 19 de Febrero de 1473, fue un monje astrónomo que vivió durante los años del Renacimiento, hijo de Mikolaj Kopernik y Bárbara Kopernik. Por medio de su enunciación de la teoría heliocéntrica, considerado como uno de los descubrimientos más grandes de toda la humanidad, demostró que la Tierra no era el centro del Universo, sino que era un planeta que giraba sobre su propio eje y a la vez alrededor del Sol. Comenzó la revolución científica que acompañó al movimiento renacentista europeo y que llevaría un siglo después a la sistematización de la física y grandes cambios en las creencias filosóficas y religiosas de la época, a lo que se le denominó como la Revolución Copernicana, movimiento que generó cambios más allá de la Ciencia.

Infancia y educación

Biografía de Nicolás Copérnico
Biografía de Nicolás Copérnico. Edición por Escueladeletras.com. Original por Gordon Johnson en Pixabay.

Nació en una familia adinerada que se dedicaba al comercio. Lamentablemente su padre murió cuando Nicolás contaba con 10 años de edad, debido a una plaga que atacó la ciudad. Esto motivó que su tío, el obispo Lucas Watzenrode, se encargara de él a su corta edad. Su tío tenía un carácter sumamente fuerte, pero amaba mucho a su sobrino, por lo cual le brindó una educación excelente, proporcionándole la posibilidad de recibir formación académica en Universidades de gran prestigio.

Nicolás Copérnico

En 1491 Copérnico ingresó en la Universidad de Cracovia y en 1496 se dirigió a Italia para terminar su formación, estudiando derecho canónico en Bolonia durante 10 años. Destacó en sus estudios de matemática, pintura, astronomía, pintura y filosofía, pero el derecho canónico no le atraía en absoluto. Durante su formación en esta institución recibió gran influencia del humanismo itálico y todavía no tenía ningún interés en especial por la astronomía.

Tras culminar sus estudios en Bolonia, no quería volver a su hogar, por lo que pospuso su retorno, partiendo hacia Roma, posteriormente Padua y luego Ferrara. Sorprendentemente se interesó por la medicina durante su estancia en Padua y también en derecho canónico en la Universidad de Ferrara en 1503, obteniendo el grado de doctorado pese a que en su infancia nunca había estado interesado en esta materia.

Durante su estancia en Italia el profesor Doménico María, puso en contacto profundo a Copérnico con la astronomía, lo que hizo que quedara sumamente fascinado con los cuerpos celestes. A partir de entonces dedicaría toda su vida a investigar el espacio.

Su carrera astronómica

Nicolás Copérnico en la astronomía
Nicolás Copérnico en la astronomía. Edición por Escueladeletras.com. Original por Jan Matejko/19 Lutego 1873 a través de Wikimedia Commons.

A finales del año 1503, Copérnico regresó a Polonia, trasladándose a la pequeña ciudad de Frauemburg, solicitando a las autoridades permiso para vivir en una de las torres y así poder observar las estrellas. Vivió allí durante sus siguientes años sin recibir órdenes de las autoridades sagradas, dedicándose a la administración de los bienes, ejerciendo la profesión de medicina y ocupando cargos administrativos.

Copérnico no pretendía descubrir nuevos planetas o estrellas, sus estudios estaban dirigidos a corroborar sus teorías por medio de investigaciones, deduciendo que el sistema geocéntrico propuesto por el antiguo científico griego Tolomeo, en el que todos los planetas y el Sol giraban alrededor de la Tierra, estaba totalmente errado.

La teoría heliocéntrica

Copérnico delineó su primer sistema en un corto y resumido manuscrito llamado Commentariolus, un escrito de 40 páginas que escribió a lo largo de 1514, el cual solo llegaría a manos de colegas cercanos.

Después de una larga observación del movimiento de los cuerpos celestes, Copérnico planteó su teoría heliocéntrica, este modelo astronómico describía que la Tierra, al igual que los demás planetas, giraban alrededor del Sol, que es relativamente estacionario y se encuentra en el centro del Universo. También demostró que la Tierra giraba sobre su propio eje, teoría que, según Ptolomeo, era totalmente descabellada ya que esto produciría grandes vientos. Estas afirmaciones eran sumamente importantes, debido a que desestimaba las bases de las creencias cristianas y la Iglesia a lo largo de los siglos siempre había impuesto castigos a los herejes, pero por el contrario Copérnico ni siquiera resultó amenazado por este hecho.

La obra maestra de Copérnico

Visión astronómica de Copérnico
Visión astronómica de Copérnico. Edición por Escueladeletras.com. Original por wellcomeimages a través de Wikimedia Commons.

Titulada De revolutionibus orbium coelestium, fue su gran obra maestra, escrita por Copérnico a lo largo de 25 años de estudios y arduo trabajo, se dividía en 3 libros y en ellos planteaba de manera formal su teoría heliocéntrica, todo lo que se encontraba escrito en este libro no fue originalmente descubierto por él, Copérnico estudió los escritos de los filósofos griegos buscando referencias al problema del movimiento terrestre.

Su pupilo Rheticus leyó su manuscrito, escribiendo inmediatamente resúmenes que serían enviados mediante cartas a su antiguo maestro Schöner, publicando en varios volúmenes de diferentes títulos esta información. Debido a la buena receptividad que tenía este contenido, Copérnico se motivó a publicar algunos de sus trabajos que mantenía reservados ante el temor de ser perseguido por la Iglesia. Sin embargo, su obra maestra no sería publicada hasta tres días antes de su muerte, la única muestra existente que quedó de este manuscrito estaba en manos del pupilo de Copérnico.

Muerte de Copérnico

Poco o nada se conoce acerca de su muerte, pero tras llevar una vida de investigación y estudios, Copérnico finalmente falleció el 24 de mayo de 1543 en Frombork, Polonia, a causa de una enfermedad desconocida. La Historia no recoge información precisa de donde fueron enterrados sus restos, pero en el año 2005 un grupo de arqueólogos encontró su cuerpo en la Catedral del mismo Frombork, teoría que fue verificada por forenses que reconstruyeron su rostro a partir de su cráneo.

La muerte de este genio de la astronomía dio inicio a la llamada revolución de Copérnico, término que hoy en día es sinónimo de un cambio radical en cualquier ámbito. Estas variaciones dieron la entrada a que el pensamiento racional se impusiera ante los principios de autoridad, razón por la cual el Mundo comenzó a desestimar los hechos solamente por estar escritos en papel, comenzando a experimentar y cuestionar toda aquella afirmación que no pudiera ser demostrada.

La sociedad paso de la Época Medieval a la Edad Moderna, creando las bases de la Ciencia como la matematización, el mecanicismo y la experimentación.


Última actualización:

Nicolás Copérnico

Nicolás Copérnico. Edición por Escueladeletras.com. Original a través de Wikimedia Commons.

Artículos relacionados