Queísmo ¿Qué es? 8 ejemplos

En retórica, el queísmo es un recurso literario que tiene como objetivo suprimir la preposición “de” en la frase “de que”. Por esta razón, se afirma que el queísmo es una especie de falta del habla, ya que genera problemas al momento de entender lo que se dice.

Sin embargo, el queísmo puede emplearse sin temor a sentir que se está cometiendo un error en la redacción. Por lo que no son tan repetidos, puesto que cuando se les identifica es por razones de estética que toma en consideración el redactor.

Ejemplos de queísmo

  1. Llegó el momento que hable > llegó el momento de que hable
  2. Tengo temor que les suceda algo > tengo temor de que les suceda algo
  3. Estoy segura que hay que hacerlo > estoy segura de que hay que hacerlo
  4. Yo le pedí permiso, a sabiendas que me diría que no > yo le pedí permiso, a sabiendas de que me diría que no.
  5. No me fije que estaba allí > no me fije de que estabas allí
  6. Vámonos antes que se haga más tarde > vámonos antes de que se haga más tarde
  7. Estoy convencida que esta vez sí será > estoy convencida de que esta vez sí será
  8. Teníamos muchas ganas que lloviera > teníamos ganas de que lloviera


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo