Definición de anticlímax y 8 ejemplos

Como figura retórica dentro de la literatura, el anticlímax permite enumerar una cantidad de ideas que a medida que van apareciendo carecen de importancia dentro del párrafo o narración. Este recurso forma parte de las figuras literaria de gradación, permitiendo ordenar de manera ascendente o descendente cada uno de los conceptos expuestos.

El anticlímax es empleado en la narrativa para concluir de manera positiva una expresión o exposición negativa. Suavizando el contexto de la misma o simplemente, para dar un toque de humor o burla a la misma contrarrestando el final que se espera. Es lo contrario al clímax.

Ejemplos de Anticlímax

  1. Lo esperaré el tiempo que sea necesario, una hora, un minuto, un segundo, un instante.
  2. Así ha trascurrido mi vida, no hay nombres, no hay fechas, no hay historias.
  3. Y como no amarlo si roba mi atención, mi mirada, mi aliento, mi sueño.
  4. Fuiste una tempestad de pasión y nos quedamos al final como la triste nada.
  5. Volvamos a ser lo que una vez fuimos ardamos de pasión y no dejemos que nuestras brazas se conviertan en polvo y olvido.
  6. Solo tres cosas pido a Dios vida, salud y fortaleza.
  7. Seres todo y nada, porque nada y todo, y todo y nada son al final la misma infinita cosa.
  8. Oro, plata y bronce así valorizo lo que soy para ti.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 3 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo