Anacoenosis. Definición y 5 ejemplos

En literatura, la anacoenosis o también conocida como la comunicación, es una figura de tipo retórica que tiene como fin dar la impresión a quienes reciben la información que se les está consultando su posición u opinión con respecto al hecho que se está narrando.

A la anacoenosis también se le denomina como recurso de sermocinación, pues disfraza que se solicita la opinión de los receptores.

Ejemplos de anacoenosis

  1. Díganme que debo hacer con este amor que me atormenta, con esta pasión que me ahoga, como le digo a la luna que ya no puedo llorar su aurora.
  2. Si con mis acciones he ofendido a alguna persona, pues que levante la mano y de su opinión ahora, que se arme de valentía y lance la primera piedra, quien de los aquí presentes se atreve a hacerlo ahora.
  3. Y quien eres tú para ofender a un hombre tan bueno, díganme ustedes que debo hacer con esta infame que se atreve a mal poner a tan pura alma, si debo permitir tal infamia o arranco de su boca esa vil lengua envenenada.
  4. Vamos vengan conmigo y sean testigos de lo que mis ojos han observado, y cuéntenme si han visto en el mundo maravilla más autentica y más grandiosa que esta.
  5. “Decidme, la hermosura, la gentil tez y figura de la cara, el color y la blancura, cuando llega la vejez, ¿en qué para?” (Jorge Manrique).


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo