El polisíndeton. Función y 10 Ejemplos

El polisíndeton es una figura literaria retórica que se utiliza para dar más fuerza a las oraciones o frases dentro de un texto mediante el uso de palabras repetidas. Esta palabra de origen greco-latino, se caracteriza por el empleo de múltiples conjugaciones que exceden la que habitualmente se utilizan en un texto.

Entre las conjugaciones más recurrentes dentro de este recurso literario tenemos: y, ni, bien, que, pero, sino, porque, entre otras. Las cuales, se ubican delante de cada elemento al cual se hace referencia en la oración. Con el fin de enfatizar y generar una mayor fuerza expresiva.

Ejemplo:

  • ¡Oh! grandiosa y fecunda y mágica tierra.
  • Y allí sin más ni más, se levanta y avanza y recorre la casa.
  • Ni lavadora ni plancha ni piedras en el río.

¿Para qué sirve el polisíndeton?

El objetivo principal del polisíndeton en aumentar el énfasis en cada una de las palabras que se utilizan en la oración. A fin de enumerarlas y dar una mayor fuerza a su intensidad. Puede estar contenida en su contexto por sentimientos de enojo, solemnidad e ira. Al igual que de congojo, peligro o gravedad.

Ejemplo:

  • El día triste y solitario y pesado y enfurecido.

Es importante resaltar, que aunque parezca ser un recurso realmente útil no debemos abusar de él. Ya que, puede tornarse tedioso y poco atractivo para el lector.

En ocasiones, se pueden aplicar más de una conjunción. Por ejemplo tenemos:

La cálida y dulce brisa de verano, aunque suave, aunque lejana, aunque con timidez se movían los días, y las mañanas, y las tardes, y luego las semanas, y luego las noches sucesivamente…

Características del polisíndeton

Como todo recurso literario, el polisíndeton tiene algunas características que se pueden atribuir sólo a este, a saber:

  • Podemos encontrarlo en diversos géneros literarios como la poesía, la narrativa y las canciones.
  • Su empleo se asocia a aquellas palabras por medio de un número mayor de conjunciones a las que habitualmente se acostumbra.
  • Dentro de la poesía el uso del polisíndeton puede tomarse como un error o una forma errónea de expresarse.
  • Es capaz de generar en el lector distintas emociones dependiendo del contexto que van desde el amor a la ira, la solemnidad, el sosiego, entre otros.
  • Es conocido con nombres como conjunción, ditología o síndesis.
  • Su uso debe ser de manera discreta, ya que puede generar en el lector una suerte de monotonía.

Ejemplos de polisíndeton

  1. Y nos dieron las diez, y las once, las doce, y la una, y las dos, y las tres…
  2. Después de tu abrazo, después de tus besos, después de tu abrigo, después de tu regreso, después de eso ya no sé lo que siento.
  3. Aunque ya no me hables, aunque ya no me mires, aunque tus labios no quieran que mi corazón suspire.
  4. No tenía motivos pero los tenía, no tenía ni idea pero la tenía.
  5. Y te vi y pensé, y suspiré, y lloré, y volví, y viví.
  6. Me gusta ir al parque, y a la playa, y al cine, y a la montaña.
  7. Ellos compraron su terreno para construir una casa, para vivir en ella, para formar una familia, para ser felices siempre.
  8. Ya amaneció, ya se levantó el sol, ya inicio el día, ya los pájaros cantan, ya comienza la vida.
  9. No quiero ni pensar, ni soñar, ni hablar, ni
  10. Bien me piensas, bien me buscas, bien me deseas, bien me quieres y bien me amas.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo