▷ SIMILICADENCIA » Definición, Concepto, Usos y 15 Ejemplos Explicativos

En literatura, la similicadencia es un recurso retórico que entra en la categoría de figuras retóricas o de elegancia. Su objetivo es duplicar las palabras que culminan en verbos relacionados con el tiempo y la persona.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

En literatura, la similicadencia es un recurso de tipo retórico perteneciente a las figuras de dicción o elegancia cuya finalidad es la duplicación de las palabras que culminan en verbos que se enlazan en tiempo y persona a la vez.

similicadencia

Asimismo, la similicadencia forma parte del ingenio y plano literario, al igual que a la retórica, la poesía o talento poético. Por tanto, se basa en sintetizar dos o más apuntes u oraciones poéticas o en composición.

Similicadencia

En este sentido, ambas partes deben contener los mismos nombres o verbos, coincidiendo en tiempo y sujeto incluyendo un verbo en medio de la frase. Aunado a esto, tiene dos tipos a saber: el homoioteleutón y el homeóptoton.

La palabra similicadencia proviene del latín simĭlis que significa semejante y la palabra cadencia que significa ritmo, por lo que se considera una herramienta fónica que se apoya en la musicalidad de las oraciones.

similicadencia_1

Ejemplos de similicadencia

  1. Fielmente viviendo, tristemente amando.
  2. Solo sueño con tenerte, y apasionadamente besarte, y morirme de quererte y jamás de tu lado apartarme.
  3. Polvo somos y en polvo nos convertiremos.
  4. Para reposar solo hace falta que durmamos, no que pensemos, no que sintamos, no que soñemos.
  5. Torpemente sintiendo, contagiosamente soñando.
  6. Para vencer, hay que creer, querer y correr.
  7. Personas sin ojos lo observan, nubes tenebrosas lo siguen, formas perversas lo esperan.
  8. Bésame, abrázame, ámame, que todo lo deseo en ti, mirarte a ti, es mirarme a mí.
  9. Aun te quiero, aun te anhelo, aun te busco, aun te espero.
  10. Te busco en el horizonte, te espero en el olvido.
  11. Que grato es sentir, en vivir, es amar, es soñar.
  12. Te necesito tanto, te amo tanto, te extraño tanto.
  13. Hablar y soñar, no es tener, no es encontrar, ni es luchar.
  14. Ya no existo, ya me fui, ya me esfumé, ya te olvidé.
  15. Lastimas, engañas, destruyes, ya no te queda nada.
¿Qué te ha parecido el contenido?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados