¿Qué es la etopeya? Usos en la literatura

En el lenguaje literario, la etopeya constituye una figura de la retórica de mucha utilidad, dado a que es utilizada para describir moralmente a las personas. En el sentido figurado, esto puede ser un tanto comprometedor. Siendo fundamental ser objetivos con respeto a este tema que involucra directamente a los seres que nos rodea.

Debemos tener presente que siempre el elemento subjetivo está al acecho para, de alguna manera, hacer de las suyas. Ya sea por motivaciones relacionadas al apego o por el contrario, cuando a la persona que se describe no es de nuestra completa aceptación.

Este no es el caso de la etopeya, ya que la misma está dirigida solo a hablar de cualidades. Ahora bien, en la literatura la etopeya no se utiliza para juzgar conductas o actuaciones. Sino más bien, para resaltar esos valores, virtudes y otras cualidades. Por todo esto, vamos a darle en el sentido literal, el uso correcto.

Definición literal

La etopeya ha sido definida como una figura literaria que describe rasgos morales de una persona. Es decir, su carácter, sus cualidades, las virtudes que lo hacen ser digno de calificativos como ser social.

Asimismo, las cualidades espirituales que indican que tanto respeta y se apega a la fe y a la creencia de Dios. Así como, las costumbres sanas que practican para su propio bien y el bien de los demás.

Ejemplo:

“Su vivir lo lleva a andar con la frente en alto, ofreciendo de las mieles que acumula su alma y del pan que Dios multiplica en cada amanecer. Es un hombre que nació para servir, para llevar por igual alimento para el cuerpo y también para el alma. Con fe inquebrantable deposita la esperanza en los demás”.

La descripción

La descripción, por lo general, es rica en epítetos o palabras con gran carga de indicadores que señalan rasgos de quien se habla. Desde esta posición, hay que señalar que existen muchas maneras de describir a una persona, así como también puntos de vista e intenciones.

La descripción de la que habla la etopeya, está dirigida a resaltar rasgos del interior y del exterior de las persona. A tocar incluso, temas como la psicología, las emociones y los sentimientos. Pero también, las virtudes, las creencias y de manera muy sutil los defectos.

En términos generales todo lo involucra la personalidad de la persona.

Origen del término etopeya

Etimológicamente hablando, la palabra etopeya viene de la raíz griega Ethos que significa costumbre la cual constituye la base de otros términos como ética. De allí, que la etopeya tenga como finalidad describir elementos asociados a los rasgos ético-morales de las personas.

Justificación del uso de la etopeya

La literatura ha permitido justificar su uso mediante obras donde se utiliza de manera persuasiva para demostrar la calidad humana de los personajes que actúan en las historia.

En este sentido, resulta fascinante describir a esos maravillosos personajes que desde niño nos acompañan a través de la lectura. Y que de alguna manera, también contribuye en la formación de los valores morales y de la personalidad que hemos desarrollado. Un ejemplo de ellos podría ser:

  • El principito, La bella y la Bestia, El diario de Ana Frank, Caperucita Roja y muchos otros. Donde se percibe el valor, la tenacidad y la fuerza moral para salir adelante y luchar por ideales.

Ejemplo:

“Allá va la niña, con tan corta edad ya se descubre en ella el amor por la familia y por los miembros más adultos de su grupo. Da muestras de querer siempre compartir el pan y brindar protección a quien la necesita. Su moral se agiganta, no tiene miedo para enfrentar la justicia y transitar caminos de alegría y paz”.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 1

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo