¿Qué es la dilogía? 21 Ejemplos

Proveniente del latín dilogĭa y el griego διλογία, la dilogía es un recurso literario de tipo léxico-semántico. Es empleado en los textos con el fin de utilizar dos palabras que tenga significados diferentes dentro de una misma oración.

La dilogía es conocida también como el doble sentido. Al igual que una figura retórica de humor que busca dar un doble sentido a las palabras dentro de una frase. Su uso es muy común, en canciones jocosas y chistes, con tinte sexual y sentido burlón.

 Ejemplos de dilogía

Literarios

  • “Aunque pobre y en pelota, /mal de ricos me importuna, /porque el mal de mi fortuna / no le faltase una gota” (Juan Rufo, Agudeza XXXIII).
  • «Lleno de […] memeces, sandeces, ridiculeces y demás heces» (Juan Domingo Argüelles, «Pelos en la lengua», en El Financiero).
  • «Quisiera ir a China / para orientarme un poco» (Blas de Otero, «Oriente»).

Mediáticos

  • Casos de cosas que no sabemos.
  • Y si tropiezas y te caes/ pues me levanto, me sacudo y sigo caminado.
  • Dime con quién andas y te diré de que careces.

Habla común

  • Es más dulce que un beso.
  • Tiene un carácter, que Dios se lo guarde.
  • No soy monedita de oro para caerle bien a todo el mundo.
  • Tú no eres Aladín porque tienes mal genio.

De la web

  • Mide tus palabras/ ¡Idiota! / Seis letras.
  • No sabía que ponerme y me puse muy feliz
  • Yo sabía que entre nosotros todo se podría y efectivamente se pudrió.
  • Si no sabe lo que busca, no lo busque aquí.

Chistes

  • Una impresora le dice a otra: — ¿Esta copia es tuya o es una impresión mía?
  • ¿Qué le dijo el fosforo a la caja?/ he perdido la cabeza por tu amor.
  • Un ciego le dijo a un sordo ¿viste ese carro que paso? Y este le contestó: si lo escuche cuando venía.

Canciones

  • En mi casa hay una fuga de gas y de agua que tú quieres ver chica mala quieres ver gas o ver gotas.
  • La vecinita tiene antojo, antojo que tiene de come’, el vecinito le echa un ojo, ojo que tira pa’ come’…
  • La vida me ha dado un hambre voraz y tú apenas me das caramelos. Me voy con mis piernas y mi juventud por ahí aunque te maten los celos.
  • Piernona pa’qui, piernona pa’lla, piernona pa`lante, piernona pa’tras, ¡ay!


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo