Aporía. Significado y ejemplos

La aporía también conocida como aporesis o diaporesis tiene como finalidad expresar duda o sorpresa sobre lo que debemos decir o hacer.

La palabra en sí proviene del griego ἀπορία que significa “dificultad para el paso”. En ocasiones, podemos verle como aporima, refiere a los argumentos de los cuales se desprenden réplicas o contradicciones que no tienen solución. Por lo que las aporías en estos casos, se exponen como inconvenientes lógicos que por lo general, son de naturaleza reflexiva.

Aporía socrática

El término, puede distinguirse como un estado de la mayéutica de Sócrates, que busca despojar al hombre del “conocimiento” artificial, el cual se sustenta en poseer la certeza de algunas “verdades”.

Aporía en la modernidad

En la actualidad, el término se asocia a la incapacidad de dar solución a un conflicto partiendo, desde luego, de ciertas hipótesis. En este sentido, si lo que se busca es asentar que un planteamiento es irresoluble se debe demostrar que el mismo es opuesto.

Ejemplos de aporía

  1. Ser o no ser, he ahí el dilema.
  2. No sé cómo, ni porqué, ni qué fue lo que sentí, pero me llené el alma.
  3. Por dónde debo comenzar, por el principio o por el final, dónde está la respuesta que busco.
  4. Cómo puede el espíritu ser parte de mi ser, si es mi alma la que asciende al encuentro del señor.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo