Argumento Ad hominem, usos y 5 ejemplos

Ad hominem es un argumento que no requiere de una tesis para dar veracidad del mismo. Por lo que es considerado una falacia.

Este tipo de falacia se presenta cuando una persona defiende su postura calumniando a su oponente que mantiene una idea opuesta. Por lo general, se recurre al ad hominem para inclinar a los presentes a otro pensamiento o ideología que quizás no esté fundamentada en la verdad.

ad hominem

En este sentido, cuando se manifiesta una calumnia dentro de un discurso o como medio para el argumento, no se encuentra instituido como ad hominem. Por lo que la intención del insulto es desacreditar al oponente. Para luego, transformar el argumento en una consecuencia lógica de la causa que la provocó.

Ad hominem_1

Uso del ad hominem

Ad hominem es una herramienta poderosa usada para convencer a aquellos que son dominado por sentimientos y no por razonamiento lógico.

Ejemplo:

  • A: Las entidades gubernamentales no han puesto en marcha los cambios necesarios para mejorar la educación en niños de educación básica.
  • B: Tú no tienes estudiantes de primaria, no puede hablar.

Otros ejemplos:

  1. Ningún sacerdote puede hablar sobre los padres ni los hijos, porque no tiene ninguno.
  2. Ningún hombre tiene las bases necesarias para referirse y opinar sobre el feminismo.
  3. Quien nunca se ha casado puede hablar abiertamente sobre el matrimonio.

Ad hominem como complemento literario

A nivel de literatura, muchos autores han recurrido a esta falacia para validar los argumentos emitidos por el hablante. Denominando esta acción como ex concessis.

En otros términos, los tratadistas consideran que el argumento ad hominem es un recurso que se usa de manera practica en discursos y discusiones de orden filosóficas, jurídicas, políticas, etc., para persuadir al receptor o auditorio.

Por todo lo antes señalado, queda claro que el argumento ad hominem puede ser utilizado además de la literatura, como cuestionamientos de tipo legal o en el discurso filosófico. Donde ha tenido gran aceptación desde la antigüedad.

Ad hominem_2

Ejemplos adicionales

  1. Tú no podrás hablar de filosofía porque eres profesor de Matemática.
  2. Sólo los maestros pueden enseñar a leer.
  3. Los discapacitados no tienen derechos a exigir mejoras salariales.
  4. Las personas de tercera edad no deberían salir de sus casas.
  5. Los obreros no deben exigir cargos administrativos en las empresas.


Última actualización:

ad hominem

Artículos relacionados