Retrato. Características, tipos y 15 ejemplos

El retrato viene a ser otra de las figuras utilizadas en el lenguaje retórico por su gran utilidad para describir a una persona. Pero con variantes que no poseen otras figuras literarias dedicadas a la caracterización o descripción.

En este sentido, se define al retrato como la figura retórica que atiende en la descripción no sólo de elementos caracterizadores de las personas exteriormente. Sino también, de esa parte interior que muchas veces se desconocen o preferimos no tocar.

retrato

Hay que dejar claro, que al referirnos a esos rasgos interiores hacemos mención a la parte psicológica, a las conductas, a las emociones y a esas manifestaciones del yo interior. Que a su vez, existe en cada ser y que se manifiestan según estímulos del medio. En este mismo orden, están las cualidades espirituales, morales o de carácter y muchas más.

Cabe destacar, que también pueden describirse animales. Claro está, con cierto grado de limitación. El retrato tiene la particularidad de convertir en realidad al personaje, describiéndolo en muchos aspectos.

retrato 1

Características del retrato

  • El retrato se utiliza para realizar la descripción de una persona.
  • El retrato es una combinación de las figuras prosopografía y etopeya.
  • El retrato forma parte del grupo de figuras de pensamiento.

Tipos de retrato

Estático

Predomina la descripción física a cualquier otra forma.

 Dinámico

Predomina la descripción del comportamiento de la persona.

retrato 2

Ejemplos del retrato

  1. Juan mi sobrino, es muy agraciado, a pesar de sus veintidós años tiene mucha madurez, siempre razona sobre los problemas, es alegre y muy inteligente. Tiene una voz exuberante y atractiva.
  2. Mi nieta mayor tiene voz dulce, comportamientos muy sutiles y apropiados, de gran educación y con un rostro hermoso y cierta sonrisa que atrae las miradas. Su dentadura perfecta se deja ver entre sus labios de forma acorazonada…
  3. El profesor de historia es obeso, de piel morena y rostro sonriente, Siempre anda alegre, aunque es exigente con su materia, ofrece a todos, explicaciones claras antes de las evaluaciones.
  4. La profesora de castellano tiene 60 años, es inteligente, todo lo sabe, lee mucho y es muy organizada, Se viste elegante y tiene un hablar refinado…
  5. La directora era una mujer apegada a las normas, llena de virtudes, respetuosa, amante de la justicia, con una ética a toda prueba, en sus mensajes refería siempre la necesidad de actuar de manera correcta y con principios.
  6. La paciente que acudió al psicólogo daba muestra de tener un problema conductual, llegó hablando en voz alta, tiró la puerta al entrar y repetidas veces le preguntó a la secretaria cuanto le tocaba su turno, al salir del consultorio les pregunto a todos ¿qué me miran? Y salió dando un portazo que se oyó en todo el edificio.

A manera de inferencia, se puede decir que el retrato, quizás, recibe este nombre dado a que basta con leer cada descripción realizada en los ejemplos, para formar imágenes en la mente, tal cual como un retrato de quien se habla.

Esto porque nuestra imaginación es rica en formas para traer a la mente cual dibujo, todo cuanto leemos en los textos acerca de los personajes.

Otros ejemplos de retrato

  1. La señora Luisa fue una mujer joven y muy bella, todos creían que iba a ser igual cuando llegara a su vejez. Pero la verdad es que las arrugas en su frente desmejoraban sus facciones. Aun así, nunca dejó su amabilidad característica, sencillez y gran calidez de su trato.
  2. Con sus ojos brillantes como las estrella deslumbraba a todos en el lugar. Su semblante, su cuerpo esbelto y su apenas 22 años, la hacían ver aún más atractiva. Eso sin mencionar la forma discreta e ingeniosa que tenía para llamar la atención.
  3. Mi abuelo era alemán, a sus 20 años ya tenía tierras que trabaja con afán. Su porte era el de un caballero alto y elegante. Muchas mujeres suspiraban al ver caminar a ese hombre alto y elegante que siempre tenía una sonrisa que mostrar.
  4. Había un labrador muy apreciado en el pueblo, que aunque siempre lucia desaliñado siempre veía lo mejor de las personas. Su largo bigote causaba gracia, incluso lo usaba para disimular su cansancio en la cara. Pero como no todo era bueno, algunas veces fruncía el ceño mostrándose distante y tosco con la gente.
  5. El señor Andrés aparenta tener menos de 50 años, aunque según escuche ya está en entrada a los 60. Aun las arrugas no se han marcado tanto en su frente, además tiene gran agilidad en las manos y un gran don para hablar en público.
  6. Juan es el comediante de la familia, a donde sea que llegue siempre tiene un chiste nuevo que contar. Habla por horas y hace bromas que parecen no molestar a nadie. Para cada personaje que inventa tiene una mueca diferente que dar. Esto es posible gracias a sus prominentes labios, nariz ancha y respingada, y sobre todo, a sus ojos saltones.
  7. Cada vez que paseo por la plaza veo a un hombre indefenso sin techo ni hogar. Lo único que lleva por corona es un pequeño gorro de papel que ha hecho para taparse del sol. Sus manos, pies y cara tan sucios como el carbón. Esto sin mencionar su ropa que parece haber pasado por inclemencias inimaginables.
  8. Todos los días pasaba por la casa una señora muy servicial. Su personalidad algo retraída la hacía ser una mujer de pocas palabras. Todos en el vecindario creíamos que su único interés era el de trabajar, pero realmente vibraba y se hacía escuchar cuando veía gestos de caridad en los demás.
  9. En mi salón hay un chico de 14 años aproximadamente, es nuevo en la ciudad. A pesar de su edad tiene cuerpo atlético y se conversa con tal elocuencia como la de un adulto. Su cabello algo largo lo distingue de los demás al igual que la vestimenta que acostumbra a llevar.


Última actualización:

retrato

Artículos relacionados