¿Qué es la prosopografía? 3 Ejemplos

La prosopografía retóricamente hablando, consiste en la descripción de rasgos propios de los seres o una entidad que los representa en el lado físico.

Ejemplo:

  • Era una señora elegante de contextura delgada, bajita, melena negra, nariz perfilada y ojos grandes. Vestía un traje de ejecutiva color azul.
  • El niño que cruzó la calle, era de estatura alta, de cabello rojizo, orejas grandes. Tenía rasgos de extrajere, caminaba rápido, sus brazos y piernas eran alargados, sus ojos claros brillaban con la luz del sol…

Origen del término

En el griego, el significado de prosopografía está vinculado de igual manera al hecho descriptivo de seres humanos, llámense personas o entidades.

En esta descripción de la que se habla, estarán incluidos variados elementos como son color de piel, estatura y peso. Además del tamaño, facciones y otras características que sirven para identificar a una persona en especial.

Para nada se involucran aspectos relacionados con la personalidad y psicología de los seres. Ya que existen otras figuras retóricas a las que se les asignan dichas competencias.

En términos literarios más modernos, la prosopografía es utilizada en las biografías y estudios investigativos. Con el fin de obtener características en común, para sectores a los que se indagan.

Así mismo, hoy en día las empresas tienen en sus bases de datos las descripciones biográficas del personal que labora en ellas. Otro ejemplo puede encontrarse en las historias médicas de los hospitales y clínicas que llevan registros de característica de los pacientes.

Ejemplos:

  • La paciente que acaba de irse tiene 50 años, pesa 70 kilos, su talla es de 1.69 centímetros de estatura, su hemoglobina esta en 12 y presentó signos de deshidratación al llegar…
  • La enfermera que fue contratada tiene 26 años de edad, es graduada, de contextura fuerte, pesa 56 kilos, es alta, de ojos expresivos y con una amable sonrisa.

Ejemplos de Prosopografía aplicado en la literatura por

Miguel de Cervantes «El Quijote»

Su nombre es Dulcinea; […] su hermosura, sobrehumana, […] sus cabellos son oro, su frente campos elíseos, sus cejas arcos del cielo, sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve…

Armando Palacio Valdés «Los puritanos»

Riendo, con su doble fila de dientes blancos, con su cara atezada y sobria, su cabeza pelada y su mechoncillo en la frente… […] Llegaba en mangas de camisa, sin corbata ni cuello, casi mojado aún de su chapuzón en la corriente.

Fernando de Rojas «La Celestina»

El aspecto externo de Momo era un poco extraño […] Era pequeña y bastante flaca, […] el pelo muy ensortijado, negro como la pez, y parecía no haberse enfrentado nunca a un peine o unas tijeras. Tenía unos ojos muy grandes

Como se ha podido observar en cada uno de los ejemplos dados, predomina en ellos rasgos físicos y perceptibles de la persona a quien se describe. Con los cuales, se puede diferenciar de quien se habla en especial.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo