¿Qué es la prosopografía? 20 Ejemplos

La prosopografía retóricamente hablando, consiste en la descripción de rasgos propios de los seres o una entidad que los representa en el lado físico.

Ejemplo:

  • Era una señora elegante de contextura delgada, bajita, melena negra, nariz perfilada y ojos grandes. Vestía un traje de ejecutiva color azul.
  • El niño que cruzó la calle, era de estatura alta, de cabello rojizo, orejas grandes. Tenía rasgos de extrajere, caminaba rápido, sus brazos y piernas eran alargados, sus ojos claros brillaban con la luz del sol…
prosopografía 1

Origen del término

En el griego, el significado de prosopografía está vinculado de igual manera al hecho descriptivo de seres humanos, llámense personas o entidades.

En esta descripción de la que se habla, estarán incluidos variados elementos como son color de piel, estatura y peso. Además del tamaño, facciones y otras características que sirven para identificar a una persona en especial.

Para nada se involucran aspectos relacionados con la personalidad y psicología de los seres. Ya que existen otras figuras retóricas a las que se les asignan dichas competencias.

prosopografía 2

En términos literarios más modernos, la prosopografía es utilizada en las biografías y estudios investigativos. Con el fin de obtener características en común, para sectores a los que se indagan.

Así mismo, hoy en día las empresas tienen en sus bases de datos las descripciones biográficas del personal que labora en ellas. Otro ejemplo puede encontrarse en las historias médicas de los hospitales y clínicas que llevan registros de característica de los pacientes.

Ejemplos:

  • La paciente que acaba de irse tiene 50 años, pesa 70 kilos, su talla es de 1.69 centímetros de estatura, su hemoglobina esta en 12 y presentó signos de deshidratación al llegar…
  • La enfermera que fue contratada tiene 26 años de edad, es graduada, de contextura fuerte, pesa 56 kilos, es alta, de ojos expresivos y con una amable sonrisa.
prosopografía 3

Ejemplos de Prosopografía aplicado en la literatura por

Miguel de Cervantes «El Quijote»

Su nombre es Dulcinea; […] su hermosura, sobrehumana, […] sus cabellos son oro, su frente campos elíseos, sus cejas arcos del cielo, sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve…

Armando Palacio Valdés «Los puritanos»

Riendo, con su doble fila de dientes blancos, con su cara atezada y sobria, su cabeza pelada y su mechoncillo en la frente… […] Llegaba en mangas de camisa, sin corbata ni cuello, casi mojado aún de su chapuzón en la corriente.

Fernando de Rojas «La Celestina»

El aspecto externo de Momo era un poco extraño […] Era pequeña y bastante flaca, […] el pelo muy ensortijado, negro como la pez, y parecía no haberse enfrentado nunca a un peine o unas tijeras. Tenía unos ojos muy grandes

Como se ha podido observar en cada uno de los ejemplos dados, predomina en ellos rasgos físicos y perceptibles de la persona a quien se describe. Con los cuales, se puede diferenciar de quien se habla en especial.

Otros ejemplos de prosopografía

  1. La niña más hermosa de la escuela tiene el cabello negro y largo, ojos azules, hay pecas en sus mejillas y tiene 12 años.
  2. Tiene cejas gruesas, cabello ondulado, sus manos están agrietadas por el trabajo del campo, por lo que en sus uñas siempre hay tierra. También le dicen el gigante porque mide casi 2 metros, es un hombre robusto y de facciones muy prominentes.
  3. Mi abuelo tiene una barba prominente algo blanquecina, ojos grandes y expresivos, es alto y con arrugas en todo su cuerpo. A pesar de su avanzada edad, sigue siendo un hombre elegante de buen aspecto y buena contextura física.
  4. La señora Martínez tiene 46 años, con frecuencia se ríe mostrando sus dientes blancos, su larga cabellera es castaña, con flequillo y reflejos. Su rostro aún está lozano y todos la admiran por su figura esbelta y bien formada.
  5. Su ojos como esmeraldas son, adornados por cejas finas adornada está, su nariz es pequeña al igual que su boca. En sus labios resalta un rojo intenso y el rosa en sus mejillas se aviva cada vez que se sonroja.
  6. Parecía ser alguien enfermo pues está de baja estatura, cuello corto y bastante delgado. Con su piel oscurecida, nariz prominente y ojos saltones, su cabello encrespado siempre llevaba desaliñado y parecía que hace mucho no se cortaba la barba.
  7. De cada redonda y nariz chata, ojos oscuros y algo achinados. Su cuerpo era como el de un maniquí, piel trigueña y grandes manos y pies.
  8. Fernanda acostumbra a llevar el pelo corto y rizado, dice que así resalta su rojo natural. Es delgada y de piel muy blanca bañada en pecas, con facciones sutiles que hace que sus ojos cafés resalten con naturalidad.
  9. El esposo de la vecina tiene 55 años, es delgado y alto y a todos trata con amabilidad. Desde muy niño usa lentes para mejorar su visión y pocas veces deja vez sin ellos. Lo cierto es que tiene ojos redondos y azules, que resaltan por su falta de cabello.
  10. Caminaba encorvado y aun así parecía que en algún momento fue una persona alta. Su avanzada edad se podía deducir por su enorme barba blanca y el color de su cabello. Su nariz era un poco torcida y sobre ella reposaba los anteojos que solía llevar.
  11. Era una mujer un poco gorda, con cuello corto y cara redonda. Sus ojos eran achinados y marrón oscuro. Solía llevar un pañuelo en su cabeza para ocultar su pérdida de cabello, además de guantes en sus manos.
  12. Ana Lucia se hacía notar en cualquier lugar, con 26 años su rostro se veía aún más juvenil. Su cabello liso y largo brillaba como el negro azabache. Sus ojos eran verdes aceitunas, sus labios rosados, mirada tierna, con una piel y dientes blancos como la espuma.
  13. Era alto como un rascacielos, con ojos grises redondeados y muy bien definidos. Su nariz era respingada, bastante grande en comparación a su rostro alargado…


Última actualización:

Artículos relacionados