Metáfora sinestésica. Definición tipos y ejemplos

En retórica, la metáfora sinestésica es aquella en donde existe la unión de una idea, sentimiento u objeto bien definido con un impacto sensorial que es poco frecuente. Este tipo de metáfora conduce a la buena expresividad y a la supremacía técnica.

Por otra parte, permite al orador comunicar emociones a través de las palabras a un receptor. Como figura retórica, esta metáfora tiene como objetivo adornar el lenguaje empleando para ello, técnicas creativas que permitan expresar alguna cosa de manera modesta.

Tipos

Metáfora sinestésica directa

Es aquella en donde se unen colores o texturas con la evocación de las sensibilidades.

Ejemplo:

  • Esa pelea olía a peligro.

Metáfora sinestésica indirecta

Es aquella donde el orador intenta mezclar un par de sentimientos que en apariencia son contrarios.

Ejemplo:

  • La amarga y triste espera.

Ejemplos de metáfora sinestésica

  1. Encima de la amarga tierra.
  2. En el ensordecedor silencio.
  3. Estamos en una fría aurora.
  4. El frío aroma de tu insensibilidad.
  5. La amarga pasión de tu abrazo.
  6. El azulado brillo de tus ojos.
  7. El mojado bullicio de la tempestad.
  8. El dulce beso de tu adiós.
  9. El lado turbio de tu corazón.
  10. Tu amor gris y lejano.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo