Homeóptote. Definición y 4 ejemplos

En la literatura, el homeóptote es una figura de tipo retórica que tiene como función acumular términos que guardan relación por su duración, ocurrencia y terminación. Es muy empleado en el lenguaje común, así como en los refranes.

La palabra homeóptote proviene del griego ὁμοιόπτωτος que significa similar y es además una figura peculiar del paralelismo.

Vale destacar que este recurso retórico podemos encontrarlo generalmente en la poesía, al igual que en novelas poéticas y el teatro. Por cuanto, las alocuciones tienen una suerte de cohesión discursiva que intensifica el discurso de los personajes.

En la lingüística

Dentro de la lingüística, el homeóptote es un recurso que actúa sobre un cambio exacto únicamente de los modos sintácticos. Esta herramienta gramatical se fundamenta en dos tremendas figuras edificadoras que son el paralelismo y la repetición.

Homeóptote y la estilística

Se trata de una alocución narrativa donde el que el habla puede emplear la poesía en sus palabras. En este sentido, por medio de la poesía el hablante le otorga una sensación de redundancia que le permite acentuar el aspecto seleccionado, acercándose a la muletilla.

Ejemplos de homeóptote

  1. Juego de manos, juego de villanos.
  2. Dulce de piña para la niña.
  3. Linda y bella como una estrella.
  4. Escucha bien lo que te digo pues no quiero otra cosa que estar contigo.


¿Qué te ha parecido el artículo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 1

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo