Argumento Ad consequentiam. Origen y 3 ejemplos

Dentro del grupo de las falacias existen muchas formas de argumentos entre los que se encuentra el conocido como ad consequentiam o argumentum ad consequentiam. El cual, no es más que refutar con hechos lógicos las consecuencias derivadas de acciones.

Etimología de la falacia

Como el término así lo describe, su traducción desde el latín quiere decir precedido o derivado de las acciones. Es decir, responder de forma razonada y lógica a una falacia con un argumento o a una afirmación que haga referencia a las posibles consecuencias negativas o positivas del mismo.

Estructura

  1. Es an√°loga cuando el argumento A afirma lo que dice el argumento B.
  2. Forma opuesta, poco convincente cuando B tiene como consecuencia C. Es decir, el argumento se orienta hacia una nueva opción que resulta negativa o indeseable. Lo que presume falsedad.

¬ŅQu√© es ad consequentiam?

Ad consequentiam es una falacia porque se basa en determinar la veracidad de una afirmación. Tomando en cuenta las consecuencias sin llegar a hacer premisas que cuestionen lo real o verdadero.

Desde estas afirmaciones, aun cuando las consecuencias sean deseables o indeseable. En cuyo caso también, puedan producir acciones subjetivas por parte de observadores, se puede pensar que lo subjetivo no permitirá ver los hechos con veracidad.

Ejemplos

  1. Las religiones deben tener algo de verdad en lo que profesan. De no ser así, todo el mundo fuera ateo.
  2. ¬ŅAntonio ha dicho que es gay? Dudo que sea cierto, su vida se acabar√≠a de ser as√≠.
  3. El administrador no rob√≥ a la compa√Ī√≠a. Si lo hubiera hecho, habr√≠a sido despedido de inmediato.


¬ŅQu√© te ha parecido el art√≠culo?

Haz click en las estrellas para valorarlo

Puntuación media 5 / 5. Votos: 3

No hay votos. Sé el primero en puntuar el artículo